"El mundo es como un gran olla, el corazón la cuchara.
Según cómo remuevas te saldrá la comida"

Aforismo zen

lunes, 12 de mayo de 2014

Share/Bookmark

Carrot Cake (Tarta de zanahoria)



¡Al fin! Hacía demasiado que no publicaba ninguna receta y estaba claro que el regreso tenía que ser con algo realmente bueno.  Llevo algún tiempo un poco perezosa para hacer postres, aunque sigo viendo blogs y haciendo interminable mi lista de recetas pendientes. Y hoy, después de tanto tiempo, os traigo una tarta realmente buena. La ocasión merecía luchar contra la pereza y hacer una tarta bien chula. Este viernes fue el cumple de Álex y ¡había que celebrarlo por todo lo alto!

La receta me la recomendó Marta, la hermana de mi amiga Mer. Y tenía razón cuando dijo que es una tarta realmente deliciosa y que es triunfo prácticamente seguro. ¡Muchísimas gracias por tu recomendación Marta! ¡Y también gracias a mi madre por hacerme de pinche de cocina! 

Esta tarta no es nada difícil de hacer, pero sí que lleva bastante tiempo. Por lo menos a mi me llevó tiempo porque no estoy acostumbrada a hacer este tipo de tartas con dos bizcochos y todas cubiertas de crema. Como veréis en las fotos aún me queda mejorar mucho la técnica. También es la primera vez que trabajo con fondant para hacer adornos. Las zanahorias no me quedaron muy allá... pero es que estaba realmente cansada después de cubrir la tarta con la crema y de intentar que me quedara lo más recta y lisa posible. Pero bueno, me ha servido para empezar y la verdad es que creo que esto me puede llegar a enganchar. Ya lo iremos viendo ;-)

Y ahora la receta. La saqué de la web Mascake Scarlett, un blog realmente recomendable. La única diferencia es que hice un frosting distinto. En vez de mantequilla lo hice de queso. Como se dice en este blog, la receta es de Peggy Porschen.



INGREDIENTES

Para los dos bizcochos de 24 cm. de diámetro.

- 140 g. de aceite de girasol.
- 200 g. de azúcar moreno.
- 1 huevo L o XL (yo usé 2 pequeños)
- 320 g. de zanahorias.
- 280 g. de piña en rodajas (de las de conserva)
- 80 g. de nueces peladas.
- 290 g. de harina.
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
- 1 cucharadita de levadura en polvo.
- 1 cucharadita de canela en polvo.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para el frosting (tengo que ajustar un poco las cantidades porque sale bastante crema, pero tampoco nada exagerado y más vale que sobre que falte)

- 600 g. de queso tipo Philadelphia.
- 300 g. de azúcar glass.
- 720 ml. de nata con al menos 35% materia grasa.
- 8 gotitas de extracto de vainilla.

Para la decoración

- 1 pastilla de fondant naranja.
- 1 pastilla de fondant verde.

PREPARACIÓN

Bizcochos

- En primer lugar vamos a rallar las zanahorias después de pelarlas y lavarlas bien. Escurriremos también las rodajas de piña y picaremos en trozos muy pequeños. A continuación macharemos las nueces hasta que queden en trocitos pequeños.

- En este momento pondremos a precalentar el horno a 180 ºC y prepararemos los moldes (yo usé sólo uno de 24 cm desmoldable. porque es el único que tengo. Es mucho más engorroso porque tengo que hornear el primer bizcocho, desmoldar, limpiar el molde y hacer el segundo bizcocho). Los moldes se pueden engrasar antes de echar la mezcla, aunque yo lo que hago es poner papel de horno en la base y engrasarlo junto con los laterales. Me parece mucho más seguro para desmoldar.

- A continuación batiremos con una batidora de varillas el azúcar y el aceite. Una vez mezclados añadiremos el huevo (o los huevos) y el extracto de vainilla. Volvemos a mezclar y añadimos la zanahoria, la piña y las nueces y removemos todo bien hasta que quede bien integrado.

- Seguidamente vamos a tamizar sobre esta mezcla la harina, la levadura, el bicarbonato y la canela y vamos mezclando todo ayudándonos de una espátula hasta que quede una masa homogénea.

- Ponemos la mitad de la mezcla en el molde y horneamos a 180 ºC durante 25 minutos (si tenemos dudas podemos pincharlo con un palillo y si sale limpio es que ya está).

- Desmoldamos, dejamos enfriar sobre un rejilla y hacemos el otro bizcocho de la misma manera. Podemos meterlos unas horas en la nevera para queden más firmes.

Frosting

- Mezclamos el queso, el extracto de vainilla y el azúcar glass con unas varillas hasta que quede una crema suave.

- Montamos la nata con unas varillas eléctricas. Para facilitar el trabajo es conveniente que tanto la nata como el recipiente en donde vamos a montar la nata estén frías.

- Integramos la nata y la mezcla de queso y azúcar, mezclando con una espátula con movimientos envolventes.

Montaje de la tarta

- La montaremos cuando los bizcochos estén totalmente fríos.

- Ponemos un bizcocho en la bandeja donde la vayamos a presentar y cubrimos generosamente con la crema. A continuación encima otro bizcocho y otra capa de crema. Pondremos también crema por los laterales e iremos alisando la tarta con la ayuda de una espátula larga.

- Para los adornos cogeremos trozos de fondant de color naranja y verde y los iremos modelando para darle forma de zanahoria y colocamos encima de la tarta.


¡Y ya tenemos nuestra tarta! Aun tengo que aprender mucho sobre decoración y modelar fondant, ya os iré contando.

¡FELICES 35 ÁLEX! :*)





NOTA: 

- Para echar en los moldes la mitad exacta de la masa hice lo siguiente:

Pesé el bol vacío donde hice la mezcla de los bizcochos. Hice en él toda la masa y luego pesé el bol lleno. Para calcular cuál es la mitad de la misma tan sólo tenemos que restar al peso del bol lleno el peso del bol vacío y dividir entre dos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Comparte tus opiniones o sugerencias!!

Ficha personal

Mi foto
¡Bienvenidos al Postrecito de Tía Pil, un blog con el que me gustaría compartir con vosotros ricas y sencillas recetas!